Cesia Pérez

Abogada. Especialista en gestión de políticas públicas.

La Ola de Izquierda en América Latina

El triunfo de Gustavo Petro ha consolidado la tendencia de izquierda en América Latina, por primera vez Colombia tendrá un gobierno de izquierda, una vez confirmada su victoria, el domingo 19, Petro se dirigió a la opinión pública con un discurso de corte social demócrata con ribetes idealistas, resumido en; “paz, esperanza y amor”.

Ahora bien, que nos dice la historia sobre la posición política e ideológica de América Latina. Podemos señalar la década de los 90s, donde se implementó en muchos países políticas neoliberales, por ejemplo; Perú, México, Brasil, Argentina y Chile; sin embargo, el neoliberalismo latinoamericano sucumbió, con la caída principalmente de Fernando de la Rúa en Argentina.

Posterior a esta ola neoliberal noventera, a partir del año 2000 el panorama tomó mayor equilibrio con gobiernos de centro, derecha e izquierda democrática, periodo que duró hasta el año 2011, donde el llamado socialismo del Siglo XXI impulsado por el difunto ex presidente venezolano Hugo Chávez, logró agrupar a varios países como Bolivia, Ecuador y Argentina, una década después tiene un declive contundente, con la dictadura de Maduro en Venezuela y la caída de Lula da Silva y Dilma Rousseff en Brasil, por casos de corrupción, en ese escenario, en los últimos años, la izquierda paulatinamente ha ido retomando protagonismo.

En la actualidad, se puede afirmar que estamos ante una ola de izquierda en América Latina, no obstante, es importante advertir que estamos hablando de una izquierda con sus matices en cuanto a su posición y contenido ideológico. Por ello, podríamos clasificar a una izquierda con mayor consistencia doctrinaria el caso de Cuba y Nicaragua; de igual manera, está la izquierda de corte Chavista, que agrupa a Venezuela, Bolivia y Argentina; por otro lado, está México, una izquierda más nacionalista con discurso progresista, asimismo resaltan los nuevos actores de la izquierda, que son Boric en Chile y Petro en Colombia, ambos coinciden en un discurso más social demócrata, al estilo del socialismo europeo; finalmente, Perú, gobernado por un partido que se autodenomina de izquierda socialista, pero que en la práctica tiene políticas moderadas, incluso conservadoras, es más discurso lírico, que contenido real ideológico, es una izquierda hibrida social confusa.

En el centro tenemos a Costa Rica, una sólida democracia, igual que Uruguay gobernado por la centro derecha, pero respetando su tradición de institucionalidad y libertades democráticas. En otro extremo, tenemos al gigante de la región Brasil con Jair Bolsonaro que expresa a la derecha conservadora en su máxima expresión, El Salvador una derecha autoritaria y caudillista, de igual manera Paraguay y Ecuador, una derecha clásica sin mayor debate político.

La actualidad política, señala que América Latina, tiene un giro a la izquierda, pero cabe hacerse la pregunta, ¿qué llevó a que esto suceda en la región?, si analizamos los resultados anteriores de gobiernos de izquierda han sido un fracaso, claro ejemplo son: Cuba, Nicaragua y Venezuela, con millones de venezolanos migrando en deplorables condiciones por toda la región; entonces, ¿cuál ha sido el factor determinante, para que hoy el peso del péndulo político mire por el ojo izquierdo a América Latina?.

Si bien es cierto, la región ha experimentado un crecimiento económico en las últimas décadas, la redistribución de la riqueza no ha llegado a los sectores populares, se ha tenido un incremento en el empleo, las ciudades se modernizaron y los países se globalizaron, pero con el pasivo de la precarización de los derechos laborales, servicios de baja calidad, sin previsión social y falta de oportunidades para construir su futuro, ampliando las brechas entre ricos y pobres, con elites económicas y políticas, con una visión mercantilista, sin inclusión social, pero debemos añadir un elemento inesperado que ha sido un detonante para identificar la profunda desigualdad existente en la región, y nos referimos a la pandemia del Covid -19, que ha reflejado dramáticamente la ausencia del estado en brindar una cobertura de sanidad de calidad para los sectores vulnerables. Todo ello, ha decantado en caldo de cultivo para que las masas presten atención al discurso reivindicativo de la izquierda en favor de los “nadies”.

Por: Cesia Pérez Vargas
Abogada, especialista en Gestión de Políticas Públicas

¡Comenta con tu Facebook!
Print Friendly, PDF & Email

También te puede interesar

Últimas Noticias

Noche Mágica: 1 150 niños y familiares disfrutaron por primera vez de una función de circo
23 de julio de 2022
Dr. Marco Huamán presenta libro: “INCONTERMS, Análisis y Comentario Jurídicos, Comerciales, Tributarios, Aduaneros, Financieros y Logísticos”
18 de julio de 2022
La Bicameralidad: ¿Es la solución para un mejor Congreso?
11 de julio de 2022
El Código de Trabajo: Una Oportunidad para la Clase Trabajadora
3 de julio de 2022
Colombia: La Incertidumbre Democrática o el Salto al Vacío
17 de junio de 2022
Las Redes Sociales y la Política
12 de junio de 2022
Send this to a friend